Mona de Pascua

Hola querida amiga. Ya estamos en la Semana Santa. ¡Qué rápido se pasa el tiempo!

Para poder disfrutar el lunes de Pascua de una sabrosa Mona, ahora mísmo la voy a elaborar. ¡No puede faltar éste postre tan tradicional!

¿Me acompañas? Pues… ¡manos a la masa!

¿Cómo se hace una mona de Pascua?

Material que vamos a necesitar:

  • plastilina blanca
  • plastilina marrón
  • anilina(acuarela líquida)de color marrón dorado
  • anilina amarillo limón
  • una tapa pequeña
  • una pieza dura para aplanar
  • un pincel
  • cola blanca
  • harina
  • un colador
  • tijeras
  • un cutter
  • palillos
  • plumas
  • papel de cocina
Material para elaborar la Mona de Pascua: plastilina, cola blanca, harina, plumas de colores, palillos, colador, pincel, acuarela líquida,...

Para hacer la masa del bizcocho aplanamos la plastilina blanca hasta lograr una forma cuadrada con un grosor de algo más de 1cm y, hundiendo ligeramente la tapa de un pote en la superficie, obtendremos la medida del diámetro del pastel.

Plastilina blanca con forma cuadrada y un centímetro de grosor. Una tapa redonda del mísmo tamaño encima de ésta para marcar una redonda.

Con un cutter o cuchillo de plástico la recortamos.

Seguidamente con un pincel pintamos las paredes y la base utilizando acuarela líquida de color marrón dorado o una tonalidad que nos recuerde el color del bizcocho. La acuarela se fijrá más a la plastilina con muy poca agua.

Plastilina con forma circular. Con un pincel le damos color para que parezca un bizcocho menos la parte de arriba.

La parte de arriba la pintamos de color amarillo claro, simulando la mantequilla.

En la parte de arriba aplicamos el color de la mantequilla.

¿Cómo se hacen las almendras?

Con la misma plastilina blanca hacemos una tira larga de unos 6 o 7mm de grosor.

Tira larga de plastilina blanca de seis o siete mm de grosor.

La cortamos con un cutteren láminas muy finas, intentando imitar la forma de las almendras laminadas. Lo ideal es coger la tira de plastilina con una mano y con la otra el cutter e ir cortando….¡como cuando cortamos patatas para hacer una tortilla!

Finas láminas cortadas imitando las almendras.

¡Y ahora hay que dorar las almendras!

Para ello vertemos un poco de acuarela líquida en un pequeño recipiente y con la parte plana del cutter cogemos una por una las almendras y las bañamos durante solo unos segundos. Para sacarlas nos ayudamos de dos palillos.

Pintamos las láminas de color dorado

Pegamos las almendras comenzando por las paredes del bizcocho. Aplicamos cola blanca en una pequeña zona y pegamos cuatro o cinco almendras. De ésta manera la pega no se seca.

 Las láminas se pegan alrededor de las paredes de la plastilina

Después cubrimos la parte de arriba.

Láminas imitando a la almendra laminada pegadas en la parte de arriba del pastel

Dejamos un poco de separación entre ellas para que se entrevea la capa de la mantequilla y haya más contraste. Y a continuación procedemos a espolvorearla con un poquito de azúcar en polvo.

Para ello, y a modo de nieve, dejamos caer un poquito de harina a través de un colador. Si alguna almendra se nos hubiera dorado más de la cuenta.. ¡con la harina se aclarará….!

Un colador y un poco de harina para imitar el azucar en polvo

Y éste es el resultado final de ésta segunda parte del pastel.

Se perfila ya el pastel con las almendras(láminas) 
pegadas y el azucar en polvo(harina) por encima

¿Continuamos?

Para hacer el huevo de chocolate utilizamos la plastilina marrón y hacemos una forma como la que ves en la imagen,

Plastilina marrón redondeada y achatada por los extremos

La base del huevo ya la tenemos. Sólo es cuestión de ir moldeando la parte de arriba, estrechándola cada vez más. Con un pincel aplicamos cola blanca justo en el medio del pastel y pegamos el huevo.

Plastilina marrón con forma de huevo.
Cola blanca y pincel para pegar el huevo de chocolate encima del pastel

Y ahora viene la parte no comestible…

¡Las plumas!

¿Cómo se hacen las plumas?

Utilizaremos las típicas plumas con que se decoran las monas de Pascua. Tenemos que calcular que éstas tengan un tamaño proporcionado al pastel y al huevo de chocolate. Para ello seleccionamos aquellas partes de la pluma que puedan quedar mejor y las cortamos con cuidado.

Necesitaremos palitos de palillos muy finos.

Plumas de colores para decorar el pastel y palitos de palillos cortados muy finos

Una vez hemos conseguido recortar unas mini plumas les pegamos el palito del palillo por detrás.

Plumas muy pequeñas con un palito de palillo pegado por detrás
El huevo de chocolate aparece pegado al pastel y cinco plumitas listas para colocar

¿Cómo se hace la blonda?

Podemos utilizar la blonda que viene en el kit del ambiente o hacer una nueva.

Para ésta última dibujamos tres círculos con la ayuda de un compás o de un frasco puesto del revés; en una cartulina dibujamos dos círculos de igual tamaño y el círculo más grande en el reverso de un papel de cocina. Hay que calcular que éste último tenga un diámetro mayor que el del pastel; por lo menos 2cm más.

Dos círculos dibujados en una cartulina; uno más grande que el otro. El más grande se utiliza como plantilla para confeccionar una blonda que se hace  con papel de cocina

Recortamos los círculos de las cartulinas. El mayor lo utilizamos como plantilla para hacer el diámetro de la blonda en el papel de cocina. Trazamos el círculo pequeño dentro del grande. Con la ayuda de una plantilla de redondas dibujamos medias lunas entre los dos.

Encima de la blonda se marca el círculo más pequeño. Entre éste y el grande se marcan con lápiz medias lunas
Imagen ampliada de las medias lunas alrededor del círculo más pequeño.

Recortamos la silueta de las medias lunas con unas tijeras finas y giramos la blonda. En su base pegamos uno de los círculos pequeños para reforzarla.

Se cortan las medias lunas y se le da la vuelta a la blonda

El otro círculo lo colocamos encima, sin pegar, y con los dedos vamos doblando una a una las medias lunas hacia dentro.

Se coloca el círculo pequeño encima de la blonda para levantar las medias lunas con los dedos

Retiramos el círculo de cartulina y tan solo resta colocar nuestro pastel sobre la blonda.

El pastel con el huevo de chocolate y las plumas se pega encima de la blonda

¡Y aquí lo tenemos!¡Listo para dar buena cuenta de él!

Pero…. hay que tener paciencia. Hasta el el lunes de Pascua…¡¡ni tocarlo!!

Espero que te animes a hacer tu personal y divertida Mona de Pascua y no dudes en enviármela para poderla compartirla. Aunque solo sea la imagen..!

¡¡FELICES PASCUAS!!

También te interesará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *