Biombo

¡Hola! Aquí, de nuevo contigo, para pasar un rato muy ameno juntas.

Desde hace tiempo le estoy dando vueltas a la cabeza a algo que necesito con urgencia: un biombo. Cuando venís a mi taller de costura para probaros la ropa siempre os envío al baño para que os podáis cambiar. ¿Y… qué mejor que instalar un biombo y, de paso, decore la estancia?

¿Cómo se hace un biombo?

Material que vamos a necesitar:

  • Una imagen de un biombo(te puedes descargar gratis ésta plantilla).
  • Una tela estampada y otra lisa
  • cartulina fina
  • cartulina de color
  • lápices de colores o acuarelas
  • tijeras o cutter
  • dos reglas
  • un pincel
  • cola blanca
  • pegamento con brillantina
  • un lápiz
  • un bolígrafo
  • papel de calco
  • botones, abalorios. piezas de cristal,..
  • cinta con flecos o borlas
Material para hacer un biombo: plantilla de un biombo de cartulina recia, retales, reglas, cola blanca, lápices de colores, tijeras, abalorios,..

Comenzamos coloreando el marco del biombo con un lápiz de color o acuarela. Recordar que la cartulina donde imprimáis la imagen del biombo tiene que ser gruesa para que éste tenga consistencia y se aguante una vez lo pongamos de pie.

Plantilla del biombo. Marcos del biombo coloreados de color teja.

Los cuatro rectangulos del biombo los tapizaremos a parte. Para ello necesitamos hacer cuatro plantillas de cartulina fina. Éstas las conseguimos calcando sólo un rectángulo con papel de calco.

Papel de calco para calcar las diferentes partes del biombo con un lápiz y una regla.

Giramos la hoja de calco por detrás y repasamos de nuevo toda la silueta con lápiz. Le damos la vuelta, la colocamos encima de la cartulina y traspasamos la silueta a ésta repasandola con un lapiz y una regla hasta conseguir los cuatro rectángulos.

Una de las partes rectangulares del biombo calcada y trasladada a una cartulina.

Con un cutter o regla los recortamos.

Se cortan con un cutter los rectángulos de la cartulina.

Una vez escogidas las telas calculamos que quepan dos plantillas en cada una dejando 1cm  de más por cada lado y trazamos una línea divisoria en la tela.

¿Cómo se tapiza?

Cada rectángulo de cartulina se pone encima de un trozo de tela más grande que éste. Dos rectángulos con estampad de flores y los otros dos de color verde con lunares.

Pegamos con cola blanca la cartulina a la tela.

El rectángulo de cartulina se pega a la tela con cola blanca.

Si lo forramos así, cortando un poco las esquinas, estas quedarán bien tapadas.

Con la tela que sobra forramos el rectángulo de cartulina con un poco de cola blanca. Las esquinas de la cartulina quedan cubiertas por la tela.

Si las forramos de ésta otra manera es más facil pero hay que asegurarse de que las esquinas queden bien tapadas.

Otra manera más fácil de forrar la cartulina pero las esquinas no quedan tan cubiertas.

Colocamos las partes tapizadas en su lugar correspondiente, sin pegar, para ver cómo quedan. Los cuadros de la parte inferior los podemos hacer ésta vez de cartulina, para dar mayor contraste al tapizado, eligiendo un color que armonize y contraste con el resto de colores. Para ello volvemos a repetir el mísmo proceso de calco.

Los cuatro rectángulos del biombo ya están tapizados. Se calcan las otras cuatro partes cuadradas del biombo en una cartulina verde.

Ahora ya lo tenemos todo a punto para pegar.

Las partes rectangulares de arriba y las partes cuadradas de abajo están listas para pegar en la plantilla.

¿Cómo se barniza?

Pero antes, para dar la sensación de barniz, aplicamos una ligera capa de pegamento con brillantina (como en la imagen) o cola blanca sobre los marcos del biombo.

Aplicamos una ligera capa de pegamento con brillantina a los marcos de color teja del biombo para dar sensación de barniz.

Colocamos los diferentes abalorios que hemos elegido para ver cómo quedan.

Cristales diminutos redondos pegados  en las partes del biombo ya tapizadas como elemento decorativo.

Antes de pegar la piezas en el biombo doblamos cada una de las secciones ayudándonos de dos reglas.

Se doblan las diferentes partes del biombo. Como ayuda se utilizan dos reglas.

Vamos a comprobar si nuestro pequeño biombo se aguanta…. ¡Pues sí, es pequeño pero fuerte!

El biombo está de pie para comprobar si se aguanta.

Ahora es el momento de pegar los tapices. Podemos utilizar un pequeño objeto que pese para facilitar el pegado.

Las partes rectangulares se pegan al biombo alternando los estampados.
Detalle de los cuadros de cartulina verde con las piezas de cristal pegadas antes de pegarlos al biombo.

Y por último un toque vintage: una cinta con flecos o borlas.

El biombo aparece con todas sus partes tapizadas y pegadas. En la parte superior del tapizado verde con lunares hay pegada en horizontal una cinta con borlas.

Si, si,….se sigue aguantando. Creo que tengo biombo para unos añitos..

El biombo aparece de pie con una percha colgada de un lado, hecha con un cordón de fieltro.

¡Y así luce en mi taller! Fantástico, podré seguir charlando contigo mientras te cambias detrás de él…

El biombo está situado dentro del  taller de costura decorando el ambiente.

¡Espero te haya gustado! Por supuesto, me hará mucha ilusión recibir tu propio biombo, realizado con tu sello personal  que, a buen seguro, me encantará.

¡Hasta muy pronto!

También te interesará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *